2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Un día trabajando en el archivo

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

UN DÍA TRABAJANDO EN EL ARCHIVO

Por Danahí Monserrat Hernández Pérez

Trabajar en el archivo es un conjunto de experiencias y aprendizaje que se acumulan día a día. Cada segundo que pasas dentro de ese edificio enorme, es tiempo invertido en conocer nuestro patrimonio, conocer lo que somos y de lo que estamos hechos nosotros mismos y nuestra historia; es desafiar nuestras habilidades y nuestra infinita paciencia.

Nuestro día comienza a las 8:00 a.m. Todos llegamos preparados para enfrentar los nuevos retos que nos esperan ese día; nos saludamos con una sonrisa y un “buenos días” y nos dirigimos a nuestras áreas de trabajo.

Personalmente paso mis días en el Departamento de Conservación y Restauración, dónde nos esforzamos por rescatar documentos de más de cuatrocientos años en diversas condiciones de deterioro. Puedo decir que no pude encontrar un mejor lugar para probar a mí misma, mi capacidad. Se necesita paciencia, precisión, puntualidad, trabajo en equipo, comunicación, buena actitud, buena disposición y sobre todo, muchísima creatividad entre otras cosas.
Hay días por ejemplo, en los que te encuentras con un documento totalmente roto en miles de pequeños pedacitos; al principio no sabes qué debes hacer y comienzas a valorar tus opciones; quién diría que los rompecabezas que armabas cuando eras niño te servirían ahora que tienes un trabajo formal e importante para la nación. Entonces tienes que tomar esos pedacitos con paciencia y precaución y comienzas a unirlos, poco a poquito, hasta que tu documento quede otra vez manejable y entendible para cualquiera que quisiese leerlo.

Parece algo muy simple de hacer, pero los métodos, protocolos y técnicas que tenemos que seguir son estrictamente basados en la restauración ética de los mismos; además los materiales y herramientas que utilizamos son especiales y diseñados para durar lo más posible en nuestros documentos, buscando siempre que sean compatibles para evitar dañarlos, pero tampoco permanentes; esto con el fin de que si en el futuro hubiese materiales más adecuados o tecnologías que ayuden mucho más a su conservación, puedan ser revalorados y si es el caso, cambiados por los nuevos.

Casi siempre, estos procedimientos nos llevan varias horas, incluso días o meses dependiendo de las características y del deterioro del documento.

Otros documentos a veces sólo necesitan ser consolidados, o reforzados con papel japonés (un papel especial muy delgado y un poco traslúcido) y dependiendo del nivel de deterioro o roturas del mismo puede ser muy sencillo o muy complicado restaurarlo.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180731-1.jpg” class=”text_align: center”]

Imagen 1. Documento en mal estado en proceso de restauració.

[/lightbox]

Varios días a la semana tenemos capacitación. El Archivo Histórico de Oaxaca (AGEO) posee personal con una gran diversidad de habilidades diferentes, así como profesiones y todos intentamos aprender de las capacidades del otro.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180731-2.jpg” class=”text_align: center”]

Imagen 2. Flavio Gómez restaurando la encuadernación de un libro.

[/lightbox]

Pensamos que todos tenemos algo que enseñar y algo que aprender. Como ejemplos de ello se encuentra el compañero Flavio Gómez, el cual nos enseña el arte de la encuadernación, armar cajas para resguardo de documentos y libros, a trabajar con materiales diferentes; como cartón, keratol, piel, papeles diversos, entre muchas otras cosas; él es el ejemplo de la creatividad y la paciencia puestas en práctica.

La compañera Marlen nos enseña a hacer guardas, ella es muy precisa y rápida con los trabajos manuales. Rosa Ángela, nos orienta sobre la limpieza y desinfección de todos los documentos que pasan por nuestras manos. Magdalena aparte de ser muy divertida es muy buena reforzando documentos rápidamente. Y la jefa del Departamento, la Lic. en Restauración Dara Valencia nos comparte su conocimiento, sus técnicas y nos orienta sobre todas las dudas que nos surjan al momento de encontrarnos algún documento complicado, muy dañado o con demasiadas arrugas, hongos, o dobleces.

Habemos alrededor de 48 personas laborando en el edificio; y todos tenemos profesiones distintas. Mariana es Nutrióloga, Genaro es Psicólogo, Gabriela es Ingeniera en alimentos; hay historiadores, antropólogos, abogados, licenciados en Artes Plásticas y muchas otras profesiones. Yo soy Ingeniera Química y aunque todos tenemos ramas diferentes nos une una misma causa: preservar y conservar el patrimonio histórico de nuestro estado.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180731-3.jpg” class=”text_align: center”]

Imagen 3. Eduardo Ruffiar laminando documentos

[/lightbox]

Por otro lado, el Archivo Histórico ofrece recorridos para los interesados en conocer el edificio, y los procedimientos que se realizan dentro de él.

Nos visitan grupos con perfiles diversos y todos quedan impresionados por la grandeza del edificio y la complejidad del mismo, además de que la gran mayoría no conocía nada de lo que se realiza dentro y en la visita tienen la oportunidad de hacerlo. Muchos de ellos hacen preguntas y toman fotografías, de nosotros, de los materiales y de algunos procedimientos.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180731-4.jpg” class=”text_align: center”]

Imagen 4. La Lic. en Restauración Dara y Magdalena explicando los procedimientos en una visita guiada.

[/lightbox]

Además, contamos con una sala de consulta, donde investigadores y público en general pueden tener acceso a los documentos que resguardamos, los cuales son previamente limpiados y restaurados.

Nuestras labores diarias concluyen a las 16:00 horas, dejamos limpias nuestras áreas y materiales y nos vamos a casa. Si algún día quieres visitarnos, puedes hacerlo, nosotros te estaremos esperando.