2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Restauración de filatelia en el AGEO

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

RESTAURACIÓN DE FILATELIA EN EL AGEO

Por Miguel Ángel Valencia Pérez

El AGEO es una morada para los documentos importantes del Estado de Oaxaca, donde se almacenan las evidencias del tiempo. En este edificio se encuentra un auténtico tesoro: una colección filatélica invaluable para los oaxaqueños, que nos cuenta toda una época de la vida en el estado. El tesoro está conformado por timbres o estampillas postales que fueron localizados en el Archivo de Concentración, ubicado en la calle Santos Degollado en el centro de la ciudad capital, y ahora se encuentran (recibiendo tratamientos de conservación) en el Departamento de Conservación y Restauración del Archivo Histórico, en la sede de Ciudad de las Canteras.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180815-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Está compuesto por decenas de planillas y de cientos de timbres desprendidos que muestran ilustraciones de las principales atracciones turísticas del estado: la estatua del Benemérito Don Benito Juárez, el templo de Cuilapam de Guerrero, el árbol del Tule, la zona arqueológica de Monte Albán, el templo de Santo Domingo de Guzmán, la catedral de Oaxaca, el Istmo de Tehuantepec, también aparecen gráficos de trajes típicos de la región del Papaloapan, el danzante en el valle de Oaxaca, la vestidura tradicional de la mixteca, entre otros.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180815-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Este material documental, permaneció muchos años almacenado y sin clasificar, lo cual originó que al trasladarlo al Archivo Histórico se perdieran datos y/o referencias que permitan definir el origen de las estampillas postales o el motivo por el cual fueron creadas. El Departamento de Recepción y Expurgo del Archivo Histórico tiene como único antecedente, la fecha indicada en la caja contenedora en que llegaron las estampillas: 1932, año en que presumiblemente fueron impresas. Por lo tanto, esta colección se encuentra descontextualizada.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180815-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Las estampillas, que son planillas completas en su mayoría, se encontraron en buen estado, casi sin daño alguno. Sin embargo, una considerable cantidad de timbres sí presentaba deterioro: estaban desprendidos de las planillas originales, tenían roturas, polvo, manchas amarillas a causa de los hongos que destruyen el papel, además de planillas completas que se encontraron adheridas unas a otras debido a la presencia de humedad.

El Departamento de Conservación y Restauración realizó un diagnóstico del estado de conservación en que se encontraban los timbres dañados, para definir qué tipo de intervención se efectuaría sobre este material documental y rescatarlo, así pues, se decidió tomar medidas de conservación curativa.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180815-4.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Se realizó una limpieza mecánica, sobre cada planilla y cada timbre suelto, este procedimiento se efectuó con una brocha y polvo de goma, logrando remover manchas superficiales del papel. En el siguiente paso, se procedió a desinfectar las zonas que presentaban hongos, logrando estabilizar el material y detener el proceso de deterioro. Posteriormente, los timbres rotos fueron reforzados en las zonas frágiles, con pequeños fragmentos de papel japonés, sujetados con un adhesivo especial para restauración de papel. En las planillas de estampillas en las que el papel se encontraba quebradizo, fue realizado un proceso llamado laminado, éste consiste en adherir una hoja de papel japonés detrás de la planilla a manera de soporte auxiliar con la finalidad de dar cierta estabilidad, resistencia estructural y facilitar su manipulación.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180815-5.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Posteriormente como medida de conservación preventiva, para proteger, resguardar y almacenar las estampillas se fabricó un sistema de guardas, consistente en cubiertas hechas a medida, con materiales inertes al papel. Las guardas de primer nivel -en contacto directo con los timbres postales- se hicieron al tamaño de cada planilla separando una de otra con papel tissue. A continuación, las guardas de segundo nivel –que no están en contacto directo- se hicieron con Mylar, un acetato de poliéster que funciona dando soporte y estructura, y conserva hasta veinticinco planillas. Por último las guardas de tercer nivel, consistentes en cajas hechas con polipropileno que pueden contener de tres a cuatro guardas de Mylar. Estos contenedores finales se resguardan en los repositorios de las instalaciones del AGEO, hasta el momento en que se requieran para su consulta o exhibición.

Es importante mencionar que, aunque esta colección de timbres postales no tiene datos para poderlos clasificarlos debidamente, su conservación es de gran trascendencia, ya que poseen valores documentales y tecnológicos dentro del campo de la filatelia, así como también de técnica de factura y materiales constitutivos en el campo de la conservación y restauración de papel y documentos gráficos. Se ha decidido conservarlos pues con una atinada investigación se podría obtener más información y establecer referencias exactas sobre ellos, completando así la información de este incalculable tesoro filatélico de los oaxaqueños.

Sin archivos ordenados no hay transparencia, ni historia, ni cultura. Las y los invitamos a conocer estos tesoros documentales en el Archivo General del Estado de Oaxaca.