2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Rescatando la Historia, paso a paso.

Archivo General del Estado de Oaxaca

Rescatando la Historia, paso a paso.

Por: Rossana Sierra Espinoza y
Juan Carlos Altamirano Antonio.

En las instalaciones del Archivo General del Estado de Oaxaca se pueden encontrar libros y documentos en diversos estados de conservación. Unos más deteriorados que otros, todos reciben tratamientos de conservación y algunos de restauración. La finalidad de estas intervenciones es preservar el acervo por mucho tiempo y permitir la consulta de la valiosa información histórica de Oaxaca. El trabajo de conservar y restaurar documentos y libros, requiere de habilidad manual y mucha paciencia, entre otras cosas. Para mí, es un verdadero honor formar parte del equipo que rescata parte del patrimonio documental de mi Estado.

Cuando el libro perteneciente al fondo Gobierno, serie Secretaría del Despacho, sección Informes, de 1906 llegó al Departamento de Conservación y Restauración para ser atendido, se turnó al área de Restauración de Material Bibliohemerográfico, donde yo laboro. Antes de comenzar un tratamiento de conservación-restauración en cualquier documento, se hace una evaluación minuciosa, para identificar el tipo y grado de deterioro y cuál será el nivel de intervención y los procesos a aplicar.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/181010-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

El deterioro puede ser causado por múltiples factores: condiciones de almacenamiento inadecuadas, manipulación descuidada, exposición a factores ambientales dañinos, e incluso debido a los materiales constitutivos del papel y a su técnica de factura y al inevitable paso del tiempo y sus efectos.

Este libro había sufrido el ataque de insectos y de microorganismos (hongos y bacterias), que se alimentan de los componentes del papel provocando su degradación y debilitamiento estructural, causando orificios en forma de galería y manchas debido a sus desechos metabólicos. La mayoría de sus hojas tenían roturas causadas por la manipulación durante su vida útil; habían perdido el plano por la exposición a niveles altos de humedad, que también dejó manchas tras su secado. Aunado a lo anterior, el tono amarillo observado en las hojas, especialmente en los bordes, son el resultado de la oxidación causada por el paso del tiempo y acelerada por condiciones de almacenamiento inadecuadas.

Los procesos de intervención aplicados obedecen al deterioro identificado previamente; estos incluyeron la limpieza y desinfección de todas las hojas del libro, así como el reforzamiento estructural de las roturas en ellas y la recuperación de plano, revirtiendo las deformaciones con humectación y secado bajo peso.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/181010-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Los refuerzos a las roturas deben ser colocados con un papel más delgado que el papel original, semitransparente y químicamente inerte, es decir, que no provoque reacciones químicas que puedan dañar al documento. Se reforzó alrededor del 90% de las hojas del libro, después de este tratamiento se corre menos riesgo de que se sigan rompiendo.

Para los faltantes en el papel se coloca, además del refuerzo, un injerto con la forma del faltante. El injerto debe ser de un tono similar al papel pues al ser un documento que contiene texto, se busca dar continuidad al soporte evitando distracciones al seguir el texto.

Algunas manchas de colores fueron causadas cuando un papel de color, en este caso la portada, tuvo contacto con el papel blanco en presencia de humedad. El color, que se ha quedado impregnado en las fibras del papel blanco, no es sencillo de eliminar y para ello se requeriría de tratamientos más invasivos que no son necesarios para promover la conservación del libro. De aquí la importancia de mantener el acervo en lugares secos y con condiciones adecuadas.

Sabemos del valor histórico de un documento, este libro ha sido un buen ejemplo de la importancia de proteger y cuidar nuestro patrimonio documental. Sin el debido cuidado puede perderse mucha información y en el peor de los casos es imposible de recuperar.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/181010-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Los invitamos a apreciar el gran valor del acervo resguardado en el Archivo Histórico del Archivo General del Estado de Oaxaca, pues es fundamental para conocer la historia de nuestra Ciudad, de nuestro Estado e incluso de nuestro País.

Esta fue una relatoría de una pequeña parte del trabajo realizado en el AGEO, aún nos queda mucho por rescatar del patrimonio documental de nuestro Estado.