2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Niños acunados

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

NIÑOS ACUNADOS

Por Hebert Citlali Juárez Ruiz

Uno de los temas más enternecedores y que ha logrado conmoverme profundamente al realizar el estudio y el análisis de los expedientes en el Archivo Histórico, es el de las solicitudes a favor de los niños, generalmente huérfanos de padre o madre, así como también con carencia económica que ingresaban a los hospicios, los cuales más que una institución eran una casa, que además de acoger niños, les proporcionaba alimento, educaba y convertía en personas de bien.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Esto era porque en algunos casos, los escritos reflejan la necesidad y preocupación por parte de los solicitantes, a causa de las terribles circunstancias por las que se encontraban atravesando, considerando que el medio en el que se desenvolvían los infantes, en muchas ocasiones no era el adecuado para las edades tempranas. Estas personas esperanzadas en obtener una vida mejor para los pequeños, exponían su problemática para de este modo, lograr la piedad por parte del personal del hospicio.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Analizando un documento correspondiente al fondo Gobierno, sección Asistencia social /Hospicios, se encuentra un antecedente de lo que vendría siendo uno de los primeros reglamentos para dichas instituciones durante el año de 1879, en donde se acordó que el objeto del establecimiento de beneficencia era ayudar materialmente a toda persona de ambos sexos que se encontrara en estado de miseria, necesitados imposibilitados para trabajar y personas que buscaran por medio de la mendicidad un sustento. Sin embargo una de las prioridades del establecimiento era encargarse de los niños huérfanos mayores de seis años y menores de catorce, a excepción de los niños de padres viudos, en cuyo caso se recibían aun menores de seis años e incluso en edades lactantes para lo cual les eran asignadas nodrizas, brindándoles protección, ayuda económica e igualmente una educación de tipo moral y civil.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

En particular el hospicio más destacado fue el Hospicio de la Vega, el cual al finalizar su construcción se encontraba en la colonia Díaz Ordaz, pero en sus inicios fue albergado por el ex-convento de la Soledad, divido en dos partes de acuerdo al sexo de los que ahí ingresaban. La idea que más prevalecía era la de tratar amablemente a los ingresados para de esta manera, minorizar su desdicha, así como re-insertar a todo aquel que recurriera a esta institución, para que fuera capaz de llevar una vida digna.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-4.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

La idea de este establecimiento surgió del español altruista José de la Vega, quien a su muerte dejó un monto específico para la realización de esta construcción, sin embargo no fue sino hasta el 1 de julio de 1874, que se inauguró con otros recursos pero manteniendo el nombre en honor a este personaje.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-5.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Desafortunadamente muchos de estos hospicios han ido desapareciendo poco a poco, no así la problemática de los niños necesitados. Actualmente aún se pueden encontrar infantes por las calles viviendo en desgracia, aun en estos días tan especiales en los cuales a otros niños que tienen la fortuna de contar con una buena vida se les procura la felicidad. Sirvan estas breves líneas para reflexionar, ver más allá de la rutina diaria y buscar la manera de devengar un poco de las gracias que nos ha dado la vida, apoyando a este sector tan vulnerable y necesitado.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180502-6.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Sin archivos ordenados no hay cultura, ni historia, ni transparencia. Los invitamos a consultar este y otros Testimonios Documentales del Archivo General del Estado de Oaxaca