2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Mi contacto con documentos históricos

MI CONTACTO CON DOCUMENTOS HISTÓRICOS

Por Ana Paola García Mejía.

Hablar de mi experiencia con los archivos conduce a regresar en el tiempo, unos meses antes de comenzar a trabajar en el Archivo Histórico del Archivo General del Estado de Oaxaca. Nace por curiosidad al inscribirme a cursos de paleografía en formato virtual, conocí un poco del contexto, tipos de caligráficos de cada época y realicé ejercicios de transcripción, recuerdo que me parecía increíble la idea de tener en mis manos unos documentos con las características que veía.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/12/pub-201306-01.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Real Provisión en la que se devuelve una esclava negra.

Aquello que me parecía tan increíble se volvió una realidad el día que ingresé al Archivo Histórico, al área de Descripción Documental del Departamento de Recepción y Expurgo. Mis primeros acercamientos a los documentos resultaron muy didácticos, capacitaciones constantes, comenzando por la ardua tarea de analizar los cinco fondos que componen el cuadro de clasificación. El primero de los fondos fue Gobierno, lo recuerdo muy bien, parecía ser interminable, con infinidad de secciones y con ellas sus series, mi jefa de área me explicó una por una, dando ejemplos de lo que podría encontrar, me vi realizando anotaciones al margen con observaciones a documentos que, absolutamente, no tenía idea de cómo serían. No sé qué fue más complicado, tratar de entender cada una de las secciones y series de Gobierno, Hacienda, Justicia, Registro Civil y Milicia, o enfrentarme a los documentos y comenzar a clasificarlos sin confusiones y errores.

Como si se tratara de una bienvenida, me asignaron una caja con documentos correspondientes al siglo XVII; pude tener en mis manos lo que veía en fotos y videos, poner en práctica lo aprendido en mi curso virtual, observar sellos, marcas de agua, tipos caligráficos, tintas, todos esos elementos que posteriormente identifiqué como lo que estudia la diplomática. Enfrentarme a la lectura diaria fue complicado, acostumbrar el ojo a otro tipo de caligrafías, leer un español antiguo y el abundante uso de abreviaturas, aprendí que el papel sellado era muy caro y por lo tanto los escribanos tenían que economizar, con el paso del tiempo, con ayuda de capacitaciones por parte del Director del Archivo Histórico, se fue facilitando el trabajo de lectura y con él el de la descripción, identificando fecha, autores, asuntos, autoridades, etc.

El contacto con los archivos no solo implicó capacitación en paleografía, diplomática y en materia de archivística, sino que significó mi acercamiento a la Historia de México desde una fuente primaria, desde aquellos actores que no salen en los libros de historia pero que tienen un papel protagónico en cada una de sus solicitudes, correspondencias y procesos administrativos; pero en mayor medida, me he acercado al estado de Oaxaca, a su historia, a sus procesos sociales, a sus personajes históricos, a sus múltiples municipios y pueblos, conocerlo desde sus calles, hasta sus documentos de archivo.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/12/pub-201306-03.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Diligencias por malos tratos a esclavo.

Son ya tres años de constante aprendizaje, de maravillarme al encuentro de un documento de mi interés particular, de algún acontecimiento de la Historia de México, fotografías, sellos, planos, mapas etc., participar en la exposición y explicación de documentos durante visitas guiadas y aprender sobre la manipulación de los documentos procurando su conservación. Puedo afirmar que trabajar en el área de descripción es de las experiencias profesionales más gratificantes e impresionantes, cada documento y su lectura, te transporta a lugares, épocas y hechos desde la voz de sus actores sociales.