2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Licencias para implorar la caridad pública

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

LICENCIAS PARA IMPLORAR LA CARIDAD PÚBLICA

Por Nancy Pérez Bielma

Un archivo correctamente organizado constituye la memoria y testimonio de la evolución de cada una de las entidades productoras y como sociedad, necesitamos de la memoria y del recuerdo para conocer nuestra historia.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180115-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Es por eso que para mí es un orgullo poder colaborar con la organización de los documentos que alberga el Archivo Histórico del AGEO, donde se localizó un documento que se clasificó en el Fondo: Gobierno, Sección: Asistencia social, Serie: Informes, conteniendo fotografías que me llamaron mucho la atención, porque en ellas se documenta la desigualdad económica que existía en nuestro Estado, que conllevó a una gran cantidad de personas en situación de pobreza, a solicitar la licencia para implorar la caridad pública. Para ello, los interesados tenían que cumplir y comprobar los siguientes requisitos: ser originarios del Estado de Oaxaca, acreditar que se encontraba imposibilitado para el trabajo mediante el informe médico de la comisaría de policía, registrar el nombre de la persona, edad, estado civil, domicilio, declararse pobre por solemnidad y por último portar su licencia con retrato. Si no portaba su licencia, ameritaba una sanción económica y el retiro de la misma. Algunas personas presentaban alguna discapacidad: ceguera o amputación de alguna extremidad, como se puede observar en la licencia que le otorgaron a la señora Dionisia Martínez. La finalidad de expedir estas licencias, era proporcionarles caridad a través de la limosna, pues al ser personas desafortunadas que estaban incapacitadas para el trabajo, de esta manera podrían obtener algunas monedas para su subsistencia.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180115-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Otro tipo de licencias son las de prostitución, como el caso de Emilia Reyes a quien en 1895, se le autoriza ejercerla aisladamente. Ella vivía en la accesoria de la 1ª calle de Mier y Terán, en su filiación podemos conocer que fue nacida en el Marquesado, de estatura regular, 24 años de edad, soltera, de color trigueña, pelo negro, ojos negros, nariz regular, boca regular, manchada de la cara, quien en algún momento dejó de ejercer este oficio, pero seis años más tarde lamentablemente volvió al ramo de la prostitución.

Encontramos licencias para el ejercicio de un trabajo a menores de edad, tal es el caso de José Coronado, quien vivía en la casa No. 25 de la calle del 20 de noviembre, permitiéndosele ejercer el oficio de limpia botas. Nacido en Ejutla, de 11 años de edad, soltero, ojos negros (visco), nariz regular, boca regular, pelo negro, estatura pequeña, color moreno, con una cicatriz cerca del ángulo izquierdo de la boca. Esta licencia se expidió el 9 de mayo de 1917, en la ciudad de Oaxaca de Juárez.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180115-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Los grupos desprotegidos son todos aquellos que cuentan con pocos medios para defender sus propios derechos ya que no los hacen valer o por que la sociedad decide marginarlos, discriminarlos, maltratarlos. Esto ha sido una constante en la historia de nuestro país, como sociedad ¿hasta dónde estamos dispuestos a poner nuestro granito de arena para poder ayudar a un desconocido y quedarnos con la satisfacción de dar algo, sin pedir nada a cambio?, por que hasta el día de hoy el problema de la caridad en nuestro estado sigue presente, aunque no con los permisos que anteriormente se expedían.

La historia nos muestra los avances y retrocesos que como sociedad vamos teniendo en el trascurso del tiempo y muchas de las veces, no importa qué tanto avancemos en la tecnología o cuántos conocimientos adquiramos, nos sigue faltado el crecimiento humano para interesarnos en los que menos tienen. Es más fácil marginarlos que tenderles una mano, una sociedad civilizada es la que conjuntamente avanza sin pasar por encima de los pobres. Esperamos que estas breves líneas nos concienticen como sociedad y como seres humanos.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180115-4.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Recuerda que el Archivo General del Estado de Oaxaca, te abre las puertas para que conozcas más de tu historia y puedas enamorarte de ella, porque así como estas fotografías nos cuentan episodios del ayer, podemos encontrar mucha más información interesante de nuestro estado.

Sin archivos ordenados no hay cultura, ni historia, ni transparencia. Los invitamos a consultar este y otros Testimonios Documentales del Archivo General del Estado de Oaxaca.