2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

La importancia de los documentos históricos.

La importancia de los documentos históricos.

Por Jacobo Babines López.

Muchas de las veces, se desconoce la importancia de los documentos históricos que se resguardan en los archivos civiles, eclesiásticos y privados que hay en nuestro país, pues se les ha conceptualizado como un montón de papeles viejos inservibles, a los que solo los investigadores pueden acceder, porque solo ellos pueden leer e interpretar la información que contienen.

Por una parte, los documentos históricos no son inservibles, al contrario resguardan muchos datos del pasado de un municipio, estado o país. En la cuestión archivística los documentos históricos resguardan valores secundarios: evidenciales, testimoniales e informativos. Los evidenciales, son los que muestran derechos y obligaciones en una sociedad, en este rubro podemos englobar a las leyes, reglamentos, decretos, etc., considerados base de la historia institucional. Los testimoniales, nos muestran la evolución de las instituciones, se asigna este valor a los documentos generados por funciones sustantivas de la institución. Y por último, los informativos, documentos que sirven de instrumento de información para el usuario, la entidad productora y como fuente para la investigación política, social, demográfica, cultural, religiosa, etc.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/200503-01.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Carátula del expediente, 1811.

Para darnos una idea de la importancia de los documentos, encontramos el expediente sobre tierras que sigue la comunidad de Santiago Tenango, contra la comunidad de Santa María Tenexpan, y la comunidad de San Francisco de la Seda, por el límite de unas tierras, documento que se encuentra en el Fondo Justicia, Sección Civil, Serie Diligencias, Caja 47, Expediente 16, Año 1811.

En el expediente podemos encontrar la información del 17 de julio de 1811, la comunidad de Tenango se inconforma ante el señor intendente, porque hace cuatro años empezó el problema con las otras comunidades, por lo que el asesor ordinario les pidió que mostraran los títulos de dominio, para hacer un reconocimiento ocular del terreno litigioso. Los principales del pueblo de Tenango presentaron sus documentos, pero ya no se siguió el proceso, porque el alcalde Juan Reyes y el regidor Toribio Reyes, del pueblo de Tenexpan, pidieron se suspendiera la diligencia por ser la fiesta patronal de su comunidad. Al suspenderse la diligencia el asesor se quedó con los títulos de dominio, por lo que la comunidad de Tenango pide su devolución.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/200503-02.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Auto de búsqueda de títulos de dominio, 1811.

De acuerdo al testimonio del asesor: “hace memoria que aunque se cometió la diligencia al encargado que era entonces de Huitzo don Francisco Llaguno, desde luego no se practicaría por el motivo que se relaciona, y no tiene presente si los títulos se entregaron a este, como pudo suceder con dicho objeto si quedaron en el oficio de don José Álvarez o si se devolvieron a los interesados por haber desistido del asunto. Las repúblicas de los pueblos contrincantes que fueron Santa María Tenexpan y San Sebastián de las Sedas, podrán dar razón del paradero de sus títulos.

Por este testimonio se hace comparecer a las repúblicas de Tenexpan y de las Sedas, para ser preguntados si tienen en su poder sus títulos y si por equivocación se les entregaron los de Tenango. El 23 de julio de 1811, se presentaron ante el juzgado, la república común y naturales del pueblo de Nuestra Señora de la Asunción de Tenexpan, su alcalde, Felipe López, Hilario Caballero, regidor y Felipe Hernández, escribano de dicha república Manuel de la Cruz, anciano Mariano Caballero, quienes manifestaron que es verdad que Tenango presentó sus títulos de dominio, propiedad y domino de sus tierras.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/200503-03.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Auto de obedicimiento de comisión, 1811.

De igual forma, la república común y naturales del pueblo de San Sebastián de las Sedas, su alcalde Rafael Gómez, Esteban López, regidor y Marcos Gómez, anciano, quienes manifestaron: “que hace cuatro años, se presentaron en Oaxaca, ante el señor asesor ordinario el Doctor Don Antonio María Izquierdo, interino intendente, ante quien se presentaron sus títulos y documentos que acreditaban la posesión de las tierras de Tenango, cuyos documentos se dejaron en poder de dicho señor asesor hasta el día de hoy.”

Por último, estando presentes en este juzgado la república común y naturales del pueblo de Santiago Tenango, su alcalde Nazario Hernández, José Hernández regidor, José Bravo, escribano de república y Marcos Gómez, anciano. “Dijeron: que habiendo llegado sus títulos de propiedad y posesión el año que en su pedimento tiene asentado, le presentaron estos al señor asesor ordinario, que en aquella (época) también era intendente interino, los cuales han dejado en su poder hasta la presente y necesitando de ellos, han ocurrido al señor intendente por medio de su dicho escrito, a fin de que se exhibiera mandárselos entregar para en uso de sus derechos.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/200503-04.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Confesión de la república de Tenango, 1811.

Habiendo recibido los testimonios y no resultando el descubrimiento de los documentos, se solicitó evacuar una comisión para la búsqueda y aparición de estos documentos, sobre lo cual Juan Vicente Leal informó lo siguiente: “En San Pablo de Huitzo, cabecera de este partido a ocho días del mes de agosto de mil ochocientos once años, yo el infrascrito juez certificó en cuanto debo y el derecho me permite que habiendo registrado todo este archivo de mi cargo y no he podido encontrar en el los títulos que se mencionan en estas diligencias, de los tres pueblos del corregimiento y mando de Vuestra Señoría, ni aun por la seña tan clara que me dieron los de Santiago Tenango de que sus dichos títulos están con cubierta de badana encarnada en este archivo no hay ni un expediente con semejante cubierta ni aun con caratula, todo el archivo ni revisado por dos ocasiones y ni entre los atados de autos, de lo civil ni de los criminal, hay tales títulos ni aun el más leve resquicio de haber venido a este juzgado en cuya virtud y para la debida constancia pongo la presente, que con los de mi asistencia.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/200503-05.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Auto de solicitud de la comunidad de Tenango, 1811.

Al no encontrarse los títulos de dominio de la comunidad de Tenango, ya no se continuaron las diligencias, lo cual demuestra la importancia de la conservación de los documentos, ya que estos permiten dar testimonio, evidencia e información de cualquier acto administrativo presentando ante las autoridades, por lo cual invitamos a las comunidades e instituciones a que resguarden, organicen, conserven y difundan, los documentos que producen día a día.