2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

La fotografía y los archivos. ¿Una imagen vale más que mil…?

La fotografía y los archivos. ¿Una imagen vale más que mil…?

Por Andrea Gutiérrez y Stella Camargo.

Desde un principio la fotografía manifestó tener un valor singular para registrar, demostrar y servir de prueba, mediante imágenes, de los acontecimientos, las personas, los sitios, las edificaciones, los lugares y las obras humanas, hasta revelarlos como reflejos de una realidad admirable. La fotografía, extraordinaria contribución del siglo XIX, al retener hechos o sucesos ocurridos, ha servido como una forma única de comprobar, de probar, crear y recrear, de mirar y recordar de manera positiva el devenir histórico. La idea de considerar a la fotografía como un instrumento o medio de investigación, ha cobrado enorme fuerza e importancia a lo largo de muchas décadas, al asociarse la producción de imágenes concebidas como testimonios, retratos o un medio para identificar y probar la veracidad de los acontecimientos históricos.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/12/pub-200823-01.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

1927 Aguilera, curso de repostería. Gobierno – Educación – Formación docente.

En la actualidad enfrentamos dos opiniones sobre el uso de la fotografía como un documento histórico, derivado de la información múltiple que transmite por su propia naturaleza. Por un lado, está la observación y perspectiva respecto de los aspectos, componentes o elementos observables en una imagen fotográfica, y por el otro, la interpretación subjetiva de quien la observa, otorgándole sentido, incluso habiendo la posibilidad de distorsionar o interpretar la realidad. Es decir, aunque la imagen es un objeto perceptible, su valor es polisémico, ya que no genera una misma visión, interpretación y opinión entre quienes la miran, la observan, la estudian. La fotografía permite tener distintas lecturas y encontrar determinados puntos de vista, percepciones o miradas sobre el pasado, dándole sentido al ayer en referencia al presente, en anticipo del mañana.

Los periódicos que incorporaron con gran éxito la fotografía, las revistas y un sin número de medios digitales, cobran hoy día un valor incalculable, por lo que los archivos públicos y privados en el mundo voltearon su atención a los documentos fotográficos, dando paso a la creación de colecciones, fondos y finalmente de fototecas.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/12/pub-200823-02.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

1941 La Cascada. Gobierno – Obras Públicas – Informes.

Resulta cada vez más importante que las instituciones de archivo alberguen, custodien y difundan cada vez más colecciones fotográficas, y de manera conjunta con los centros de información y documentación ofrezcan condiciones para su consulta, dando respuesta y satisfaciendo la curiosidad de investigadores, estudiosos, o bien el interés de cualquier persona interesada que solicite tener acceso. Las fototecas son un lazo y un espacio que vincula, de manera por demás atractiva, al público con los acervos, los fondos documentales, los libros, las publicaciones periódicas y los archivos, ya que la fotografía, por su propia naturaleza narrativa, es una historia capturada en fracciones de segundo después de ser tomada.

En estos tiempos de pandemia cobran especial relevancia las imágenes que registran un mundo absolutamente cambiado y que plantean, de manera inmediata, un reto a los archivos para crear los distintos fondos relacionados con el COVID 19.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/12/pub-200823-03.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

1910 Dionisia Martínez. Gobierno – Asistencia social.

Como otros documentos pictóricos, el documento fotográfico reúne imágenes que ofrecen y contienen información visual de una realidad que no puede ser narrada de un modo diferente al que comunican los dibujos, las pictografías, las ilustraciones o las mismas fotografías, y es que, en efecto, las imágenes que terminan por conformar sendos fondos de un archivo, constituyen evidencias de un instante cargado de múltiples sentidos, matices y de ideas semánticamente complejas, constituyendo en sí mismas el soporte o testimonio de un legado histórico, social y cultural incalculable que abarca muchas realidades.

La fotografía adquiere el valor de documento histórico en la medida en que hace posible que múltiples observadores, investigadores o meros consumidores de imágenes conozcan, comprendan, recreen, reproduzcan, expliquen o narren hechos y procesos pasados y presentes. Los documentos que se resguardan en la fototeca del Archivo Histórico del Estado cumplen una doble función: son fuente de información de la memoria de Oaxaca y son patrimonio de los oaxaqueños, este acervo documental está siendo diagnosticado y así proceder a su conservación, organización y digitalización para ser consultados “in situ” por los visitantes del AGEO previa cita, así como de manera virtual, con lo cual se dará cumplimiento a la Ley General de Archivos y al proyecto cultural y de investigación de la entidad. Sin archivos ordenados no hay transparencia, ni historia, ni cultura. Les invitamos a visitar el Archivo General del Estado de Oaxaca en nuestras redes sociales.