2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

!!INUNDACIÓN EN OAXACA!!

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

!!INUNDACIÓN EN OAXACA!!

Por Hebert Citlali Juárez Ruiz

Sin duda alguna, una de las catástrofes naturales más lamentables en la historia del estado de Oaxaca, fue la inundación de 1944, ocasionada por un huracán que toco tierra en el puerto de Veracruz, derivándose lluvias torrenciales desde el 23 de septiembre, afectando zonas del estado de Oaxaca como Tuxtepec, que en algún momento quedó sepultado bajo metros de agua, debido al desbordamiento del río Papaloapan. Muchas fueron las perdidas en aquel lugar, al terminar la crisis y bajar el nivel de las aguas, se encontró una gran cantidad de cuerpos por todo lo ancho y largo de Tuxtepec, cuya población pidió auxilio mediante solicitudes, anexando fotografías del estado en el cual habían quedado sus viviendas y demás bienes, a fin de que de algún modo, se les pudiera restituir el patrimonio perdido.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/10/1-7.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

De acuerdo al expediente encontrado dentro del acervo del Archivo Histórico del Estado de Oaxaca, correspondiente al fondo Gobierno, sección Asistencia social, serie Informes de 1944; en un inicio surgió el apoyo entre los mismos habitantes del pueblo, que con desesperación asistían donde se les requería, sin embargo al verse rebasados por la situación, solicitaron la intervención del exterior. Las autoridades más próximas en acudir al grito de auxilio, por su cercanía geográfica, fueron las de Veracruz, representadas por su gobernador Don Jorge Cerdán Lara, quien en compañía de su secretario Don Miguel Alemán Valdés, vieron la magnitud del desastre. Igualmente encontraron eco en el señor Don Francisco Rodríguez Pacheco, tuxtepecano de nacimiento quien prestó ayuda desde el estado de Puebla junto a su esposa doña María Pacheco en varios aspectos, entre los que destaca la movilización de la cruz roja de Puebla a los lugares de mayor necesidad, así como el apoyo en la estabilización de la educación.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/10/2-7.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

La situación sufrida en ese momento fue empeorando por un apagón en la zona, sumando a eso las condiciones insalubres con las que tuvieron que lidiar por la descomposición en las que se encontraban los cuerpos y daños en la totalidad de sus cosechas, trayendo consigo enfermedades varias y escasez de insumos. Las personas que se encontraban encarceladas también pidieron socorro y por ello, en ese momento, el presidente municipal interino Don Felipe Matías Parra resolvió liberar a toda persona que se hallaba en prisión, con la finalidad de que se pudieran resguardar del terrible accidente, redimiéndoles además de todas sus penas. A raíz de eso se estableció que en ese día se pudiera absolver a una persona que se encontrara privada de su libertad, siendo los pobladores quienes reclamaran al que creyeran más conveniente, y es así también como a partir de esa fecha en la región de Tuxtepec, se conmemora el 24 de septiembre el día del preso.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/10/3-6.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Las repercusiones de la tragedia se extendieron hasta el Istmo de Tehuantepec, donde las constantes lluvias desbordaron su río dejando colapsado el puente ferrocarrilero con el cual contaban, lo que trajo consigo para el pueblo, incomunicación y bajas económicas, debido a que este medio era muy utilizado para transportar y comercializar mercancía. Igualmente, los pobladores experimentaron perdidas de bienes y cosechas al ser arrastrados por la fuerza que traía el agua. Conforme pasaban los días, las provisiones comenzaron a escasear, ocasionando entre los pobladores hambruna y enfermedades, y muchos de ellos al verse acorralados en sus viviendas, buscaron refugio para su familia en lugares de mayor altura.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/10/4-4.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

A partir de entonces, se conmemoran aquellos días en los cuales los pobladores de la región reconocen la ayuda que les brindaron los estados vecinos, así como la solidaridad de los pobladores a fin de que pudieran sobreponerse de la catástrofe vivida en sus tierras. Igualmente recuerdan con agradecimiento la dedicada labor de apoyo de Don Francisco Rodríguez Pacheco, quien con su ejemplo demostró que no obstante la capacidad con la que cuentes y los alcances que esta puedan llegar a tener, siempre es importante recordar cuáles son tus orígenes y tener presente las necesidades de la gente.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/10/5-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Sin archivos ordenados no hay cultura, ni historia, ni transparencia. Los invitamos a consultar estas joyas documentales en el Archivo histórico del AGEO .