2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Instrucción militar en Oaxaca en el siglo XIX

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

INSTRUCCIÓN MILITAR EN OAXACA EN EL SIGLO XIX

Por Jacobo Babines López

En el Archivo Histórico del Archivo General del Estado de Oaxaca, se encuentra el fondo Milicia que tiene documentación que data de 1800 a 1950, resguardada en 724 cajas AG12, conformado por 5960 expedientes. Este fondo contiene documentos que dan cuenta de la administración de las fuerzas armadas: reclutamiento, manejo de personal, control de suministros y la dirección de las dependencias a su cargo.

Dentro de la sección Administrativa, serie Informes, subserie Instrucción militar, hallamos un documento referente al Plan de instrucción militar, elaborado el 2 de enero de 1851, por Manuel Amoyasa. En el que especifica que en la Academia se dará instrucción a los señores oficiales, de las doce a las dos de la tarde, a los sargentos y cabos, de las siete a las ocho de la noche y a las tropas sobre el terreno, de las seis a las ocho de la mañana.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180219-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Manifiesta los materiales que se usarán para la enseñanza: para la cuestión Táctica, se verán del Título 1º al 6º del año de 1812, mandando a observar por la plana mayor del ejército. De la 1ª a la 6ª sección de la boca de mando del Capitán Ordoñez. Las explicaciones de las láminas relativas al tratado de ejercicios y maniobras de la infantería a través del Manual de Guías.

En la cuestión de la Ordenanza, se abordarán todas las obligaciones de las clases de soldado, al coronel. Honores, tratamientos, servicio de guarnición, destacamentos, ordenes generales, práctica de servicio de campaña, crímenes militares y comunes y penas que a ellos corresponden, marchas de guerra, revistas de comisario, órdenes generales para oficiales, documentos, manejo interior de compañías y lo conducente a oficiales subalternos.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180219-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Se recomienda la lectura de las obras de militares célebres, como el compendio de los veinte libros “Reflexiones Militares” de Álvaro José de Navia Osorio y Vigil de la Rúa, III Marqués de Santa Cruz de Marcenado (1684-1732), Preceptos de la guerra por Evaristo Fernández de San Miguel y Valledor (1785-1862), Breve indicación sobre la organización del ejército permanente, contraída particularmente a la infantería y la caballería (Madrid, 1821), e instrucciones del Coronel brigadier Juan José San Llorente.

En ese mismo expediente encontramos un informe que reporta José María Conchado, donde manifiesta la instrucción militar que se dio del 20 de septiembre al 31 de diciembre de 1851, en el Batallón Guerrero, instalado en el municipio de Tehuantepec, Oaxaca.

Asienta que en septiembre se hicieron 10 ejercicios por compañías y 8 generales. En octubre se hicieron 18 ejercicios generales, mandados por el Sr. Jefe de la sección. En noviembre se hicieron 27 ejercicios generales, 18 mandados por el Sr. Jefe de la sección, 1 por el Sr. Comandante del 7º Don Miguel Camargo y 8 por José María Conchado. En diciembre no se hizo ninguna por hallarse ocupada la tropa en destacamentos y partidas.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180219-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Manifiesta que la fuerza se halla instruída en las evoluciones de táctica de batallón y en el ejercicio de artillería. La compañía de tiradores se ha entrenado en el ejercicio de guerrilla. Los oficiales tienen instrucción práctica en ordenanza y táctica, además que en las Academias se instruirán en formación de causas, modo de correr con compañía o papelera, para cuyo efecto, se han solicitado las obras competentes.

La Academia de Sargentos y Cabos estaba a cargo del Teniente Don Francisco Arango. A los soldados se les instruía los días sábados, donde se les leían las leyes penales y todos los días, la obligación del soldado, explicándoles las tareas y obligaciones del puesto de centinela en los diversos casos en que se encontraran ya sea en guarnición o en compañía.

Es palpable en estos documentos la importancia de la instrucción militar de las personas que entraban a la milicia en el siglo XIX, la cual se daba en las Academias, recalcándose las materias: táctica, ordenanzas y leyendo obras militares de la época que reforzaran sus conocimientos, de esta manera se buscaba la profesionalización de las fuerzas armadas.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180219-4.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

El fondo de Milicia es uno de los más ricos en información pero poco consultados, visítenos y conozca cómo se desarrollaron las Guardias Nacionales en los Estados, hasta la conformación del Ejercito Nacional.

Sin archivos ordenados no hay cultura, ni historia, ni transparencia. Los invitamos a conocer este y otros testimonios documentales del Archivo General del Estado de Oaxaca.