2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Herramientas de trabajo para la conservación de la historia

Archivo General del Estado de Oaxaca

HERRAMIENTAS DE TRABAJO PARA LA CONSERVACION DE LA HISTORIA

Por Abraham Said Santos Hernández.

El cuidado preventivo y adecuado de los documentos, así como la capacitación constante del personal que labora en las áreas de Conservación y Restauración en el Archivo Histórico del Archivo General del Estado de Oaxaca es de capital importancia.

La conservación del Patrimonio Cultural Documental comprende, entre muchas otras cosas, planes de protección para los archivos, así como acciones que promuevan su permanencia para las generaciones futuras. Por su naturaleza y al estar frecuentemente expuestos a factores y mecanismos de alteración, los documentos sufren constantes cambios en su composición física, afectando su funcionalidad y poniendo en peligro la información contenida.

Ciertos factores que afectan al papel son los contaminantes atmosféricos: el polvo contiene partículas constituidas por sustancias químicas cristalinas: tierra, arena, hollín y una gran diversidad de microorganismos, así como residuos ácidos y gaseosos provenientes de la combustión en general y las actividades industriales. Las consecuentes manifestaciones abarcan desde deterioros de tipo físico-mecánico (roturas, rasgaduras, dobleces) hasta deterioros físico-químicos (oxidación de tintas, disgregación del papel).

En el Departamento de Conservación y Restauración del AGEO, contamos con los materiales y herramientas más apropiados para la conservación de documentos. Ciertas herramientas han sido creadas ex profeso para la conservación y restauración de papel, mientras otras se han ido adaptando y rediseñando para una mejor intervención.

La brocha, los cepillos para aspiradora y el polvo de goma fueron modificados en el departamento adecuándolos a nuestras funciones de limpieza, de tal modo que la eliminación de polvo, concreciones y suciedades sea más eficiente y al mismo tiempo nos permita el cuidado necesario para la conservación documental.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/01/181105-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Hay instrumental diseñado para otras profesiones que funciona muy bien para las labores de conservación. El bisturí o escalpelo, sirve para eliminar con precisión excretas de insectos o partículas sólidas depositadas sobre el papel. Las espátulas de dentista se usan para desplegar con mayor facilidad los dobleces en los documentos.

Herramientas que originalmente fueron fabricadas para encuadernación también se han adaptado y retomado para la conservación. La plegadera de hueso, previamente hervida, lijada y pulida, tiene diferentes funciones en todas las áreas de conservación: devolver el plano a los dobleces, quitar los excesos de adhesivo, plegar o marcar dobleces en papeles auxiliares. La plegadera de teflón tiene la cualidad de no dejar brillos, originalmente creada para la manipulación de piel y cuero, es muy útil para quitar dobleces de los documentos, en la manipulación de Mylar y al hacer laminados.

Los pinceles que usamos son de varios tamaños y materiales: de pelo animal, cerda natural o sintética; se utilizan para aplicar adhesivos principalmente y el tipo de pincel a usar va a depender del adhesivo a aplicar. El pincel de agua, diseñado para acuarela, es una herramienta que nos ayuda a cortar papel japonés sin afectar las fibras del mismo.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/01/181105-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Los hilos de algodón o de lino encerado se utilizan para hacer o reponer costuras en documentos que se encuentran muy deteriorados. El Cútter, nos ayuda a perfilar los refuerzos, guardas de papel y Mylar, sólo es usado en papeles auxiliares y nunca sobre documentos originales.

Entre las herramientas fabricadas específicamente para la conservación de documentos están las espátulas de bambú y de Caselli, usadas para hojear y desplegar dobleces, son muy útiles y flexibles para separar hojas que se encuentren pegadas; al realizar ciertos procesos de restauración, como el laminado; así como facilitar la manipulación de documentos muy deteriorados. Las brochas japonesas se hacen de diferentes tipos de pelo animal, así como de cerdas y fibras vegetales; entre otros usos, facilitan la realización de lavados y otros procesos acuosos.

Otras herramientas, básicas en los procesos de conservación de documentos, son los vidrios y los pesos de plomo, éstos son usados para mantener la planitud de un documento al hacer un tratamiento que implique humedad. Los pesos siempre deben ser forrados para evitar su contacto directo con personas y papel, son de plomo porque es un material muy denso en poca masa (es pequeñito y aun así muy pesado).

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/01/181105-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Las herramientas siempre deben estar limpias para evitar que la suciedad y restos de otros materiales promuevan el crecimiento de microorganismos en ellos y la contaminación e infección de otros documentos.

Cierro con una invitación a toda la comunidad oaxaqueña para que visite el Archivo Histórico del AGEO ubicado en el Parque de las Canteras, para que conozca las instalaciones, equipo y herramientas que usamos para conservar nuestro patrimonio cultural documental.