2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Crónica de nuestros acervos en tiempos de cambio

Crónica de nuestros acervos en tiempos de cambio

Mientras el mundo se paraliza, nuestras rutinas se ven transformadas y los planes van cambiando su curso, existen ciertas necesidades esenciales que se mantienen presentes, por las que debemos seguir respondiendo de forma habitual.

Es el caso de nuestro valioso acervo documental, resguardado y aguardando impaciente, quizás adherido a la cuarentena, pero en el mismo lugar y con los requerimientos de siempre.

Por ello quienes integramos el Departamento de Conservación y Restauración del Archivo Histórico, al igual que el resto de los colaboradores del AGEO, encontramos en esta época de confinamiento un momento propicio para capacitarnos, informarnos, planear futuros proyectos, plantear nuevos escenarios, preparándonos en definitiva, para el momento de la vuelta a la cotidianeidad, que sin dudas será muy diferente a la realidad anterior.

Si bien muchas de estas actividades las realizamos desde casa, bajo la modalidad a distancia, también mantenemos algunas de nuestras labores presenciales; ciertas tareas pueden esperar o adaptarse, pero hay otras que no.

Un buen ejemplo de ello son las medidas de prevención, como los monitoreos ambientales y acciones para el control del entorno de nuestras colecciones. Estas actividades se llevan a cabo bajo un estricto sistema de guardias semanales, donde se registra la información que arrojan los sensores de temperatura y humedad distribuidos entre los reservorios, lo que permite analizar los datos ambientales y proceder a adecuar los equipos a los requerimientos de los fondos documentales.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/REPOSITORIO.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Repositorio

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/SENSORHUMEDADYTEMPERATURA.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Sensor de Humedad y Temperatura

Durante la jornada de guardia, se realiza un recorrido en los casi 50 repositorios que albergan material, desde la planta baja hasta el tercer nivel y en aquellos otros espacios donde hay colección, como la sala de consulta; se registran los datos termohigrométricos en una bitácora, además de las observaciones pertinentesy se procede a la verificación y vaciado del agua recolectada en los deshumidificadores. Estos equipos operan de manera automática, están programados para controlar la humedad relativa de los recintos, a modo de evitar que exceda de los parámetros adecuados. Como su nombre lo indica, reducen la humedad ambiental filtrando el aire del espacio y liberando el agua resultante de la condensación en su depósito. Cuando se llena su capacidad, dejan de funcionar, por este motivo es tan importante hacer el mantenimiento periódico.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/DESHUMIDIFICADOR.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Deshumidificador

Por otra parte, como complemento de los sensores, se cuenta con unos dispositivos digitales llamados data loggers, éstos recopilan los datos que van almacenándose durante un tiempo determinado, para luego descargarse en el ordenador y generar tablas y gráficas que muestran claramente las fluctuaciones en las variables de temperatura y humedad relativa de los diversos espacios, valores máximos y mínimos, a fin de detectar alguna situación adversa.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/DATALOGGER.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Data Logger

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2020/06/REGISTRODEDATOS.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox]

Registro de datos ambientales

Los datos recopilados de estos dispositivos se analizan mensualmente de manera remota, para que en caso de requerirlo, se puedan aplicar las medidas correctivas ya en el propio edificio.
Es indispensable procurar la ventilación de los espacios y asegurar entornos favorables para la conservación de los documentos, siempre tomando en cuenta las necesidades específicas de los materiales que los componen.

Valores ambientales inadecuados, suelen causar daños severos en las colecciones a mediano plazo.
Las variaciones bruscas de temperatura o humedad, pueden alterar las cualidades de los materiales, una temperatura alta provoca resequedad, agrietamientos, lo mismo una humedad por debajo de los rangos ideales. Mientras que un ambiente húmedo y sin una ventilación correcta, puede favorecer a la proliferación de microorganismos.

Asimismo, la falta de mantenimiento y limpieza, aumenta el riesgo de presencia de insectos y animales como roedores, que pueden llegar a generar plagas.

La conservación preventiva permite identificar, evaluar, detectar y controlar los riesgos de deterioro de los acervos documentales; es el caso del monitoreo ambiental, la recolección continua de datos ayuda a elaborar estrategias de control del entorno, evaluar su eficiencia y adaptarlas según las necesidades; son acciones indirectas y silenciosas pero de gran impacto en las colecciones.

Es importante recalcar que la prevención requiere de colaboración, involucra a todos quienes formamos parte del Archivo. Desde los sectores más operativos, hasta las direcciones, apoyando las políticas de preservación. Es así que en todo momento se trabaja de manera coordinada entre los departamentos y unidades. Durante este período de cuarentena, el apoyo del Departamento de Servicios Generales es vital para el mantenimiento de los espacios y equipos. A su vez, el personal de seguridad es un buen aliado para detectar problemáticas que pueden poner en riesgo a las colecciones, sobre todo cuando suceden fuera del horario laboral, incluso en estos momentos de contingencia son los mejores observadores.

Quienes integramos el AGEO, nos encontramos trabajando unidos por un objetivo común, la preservación de nuestro valioso tesoro y patrimonio de toda la sociedad. En este mundo imprevisible y de tiempos cambiantes, surgen inagotables interrogantes. Nos esperan muchos desafíos por delante y la mejor manera de afrontarlos será trabajando juntos, uniendo nuestras fuerzas como lo hemos hecho hasta el día de hoy.