2021, AÑO DEL RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE SALUD, POR LA LUCHA CONTRA EL VIRUS SARS-CoV2, COVID-19

Conservación de documentos: experiencia académica vs experiencia laboral.

ARCHIVO GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA

Conservación de documentos: experiencia académica vs experiencia laboral.

Por Gabriela Gómez Cruz.

Mi experiencia como trabajadora dentro del AGEO ha provocado cambios significativos en mi formación académica y laboral, ya que al ingresar al proyecto: Organización del Archivo General del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca; mi concepto sobre la conservación se había desarrollado desde otro aspecto.

En mi formación académica dentro de la conservación de alimentos, los especialistas señalan que la conservación surge a partir de una necesidad general y creciente, que alcanza tanto a los países desarrollados que poseen una potente industria alimentaria como a los de menor desarrollo, independientemente de las diferencias climáticas y las condiciones económicas, sociales y culturales de cada país, que determinan ciertas especificidades. Al igual en la conservación de documentos todos los especialistas deben aunar criterios para conservar nuestro patrimonio. En ambos casos, la conservación es el conjunto de métodos que evitan el deterioro durante un período más largo o más corto, lo que se conoce como tiempo de conservación.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180227-3.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox] Injerto en material documental.
[spacer size=”20″]

Los métodos que recomendamos para la conservación se basan en las distintas propiedades tanto de los alimentos como de los documentos, lo que resulta en técnicas sencillas o complejas y naturales.

Como conservadora de documentos (papel) he comprendido las estrategias y técnicas específicas, relativas a la protección de los documentos custodiados en archivos, bibliotecas, frente al deterioro, los daños y el abandono de los mismos. Cabe resaltar que en ambos casos el objetivo será: frenar el deterioro, alargar la vida y mantener en el tiempo los recursos naturales y bienes.

Tanto los alimentos, como el papel, siendo materia orgánica, son muy sensibles al entorno en que se encuentran, por ello el almacenaje es uno de los puntos críticos para la buena conservación de ambos. En el caso de los alimentos existe equipo adecuado para el almacenamiento, mientras que los materiales empleados para documentos, siempre deben utilizarse papeles, cajas o carpetas libres de ácido y de lignina y si es posible, con carga alcalina empleados a modo de barrera. En el caso de tratarse de varios documentos, separando las obras por medio de hojas adicionales.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180227-2.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox] Almacenaje de documentos históricos en el AGEO.
[spacer size=”20″]

Existen muebles y equipos en el mercado que han sido diseñados exclusivamente para el desempeño de funciones archivísticas. La tendencia indica preferencia por aquellos muebles abiertos por los laterales ya que se gana ventilación y mayor control de los microorganismos.

En este sentido, para evitar la proliferación de hongos en los alimentos el sellado al vacío es uno de los métodos de empaquetado más efectivos. En el caso de los documentos, al ser estos objeto de consulta, aún cuando el sellado pudiera evitar le infestación de hongos, también implicaría que el documento pierda su función, por lo que esto se soluciona a partir de acciones adecuadas como la limpieza periódica, el monitoreo y control de las condiciones ambientales.

Una complicación frecuente para la conservación de documentos, es la utilización de edificios históricos como espacios de exposición o incluso de almacenaje. A pesar de su belleza y valor arquitectónico, estos inmuebles por lo general no reúnen las condiciones básicas para estos fines: simplemente no fueron diseñados para ello; por lo que, a la hora de su posible utilización, debemos pensar en su adecuación. Por ejemplo: para la exposición de documentos, deberíamos buscar siempre los espacios más protegidos, o incluso cerrarlos temporalmente, para garantizar un mejor control y preservación de los materiales.

[lightbox type=”image” src=”https://www.oaxaca.gob.mx/ageo/wp-content/uploads/sites/62/2019/12/180227-1.jpg” class=”text_align: center”][/lightbox] Mobiliario especializado para material planigráfico y de gran formato.
[spacer size=”20″]

Con ambas experiencias dentro de la conservación: de alimentos y de documentos, he podido entender la importancia de la preservación documental, ya que con ésta se logra salvaguardar los soportes originales considerando sus características propias y materiales que los conforman, respetando a su vez el medio ambiente. Tras estos años de trabajo en el Archivo, he comprobado que las degradaciones se originan más frecuentemente con las malas técnicas de manejo, almacenaje, montaje y la baja calidad de los insumos y materiales empleados, por ello, es necesario realizar un buen diagnóstico que, al identificar no sólo los deterioros sino los factores que los originaron, podremos desarrollar una técnica de conservación adecuada para la preservación de los documentos del AGEO y así recuperar nuestra historia.